San Miguel de Eiré

eiré
San Miguel de Eiré

El espectacular templo de San Miguel de Eiré, a pocos kilómetros de la Casa dos Muros, se construyó posiblemente en el siglo X, aunque los primeros vestigios sobre él datan del siglo XII. Aunque en la actualidad solo es una capilla parroquial, en su origen era un monasterio benedictino femenino, del que se sabe que en 1108 estaba dirigido por una abadesa llamada Aldonza. En 1120, el rey Alfonso VII le otorgó carta de inmunidad, y a finales del siglo XIV comenzó su decadencia, al comenzar a ser administrado por seglares que se apropiaron de sus bienes, en lugar de protegerlos.

Arquitectónicamente es una de las joyas del románico de la Ribeira Sacra, y esto es mucho decir en la zona que atesora mayor cantidad de restos románicos de toda Europa. La iglesia tiene una nave de planta rectangular con ábside semicircular y una fachada con dos puertas, una de ellas enmarcada por un arco de medio punto. La puerta norte tiene dos arquivoltas, la exterior con rosetas y el “agnus dei” en el centro, y la interior estriada y decorada con bolas. Está declarada Monumento Nacional desde junio de 1964.